«El logro más interesante es que, más allá de la velocidad, de la precisión técnica y los trucos, consiguen transmitir un sentimiento afín al aficionado de las milongas».
Gabriel Plaza (La Nación)